Image by profivideos from Pixabay

25 febrero 2015

Tal día como hoy hace 5 años, AntalGenics nació como una empresa spin-off de la Universidad Miguel Hernández (UMH) y con una misión clara: “Descubrir y desarrollar moléculas innovadoras en el campo de la neurobiología sensorial con aplicaciones farmacológicas y cosméticas”.

Con esa idea en mente, los profesores Asia Fernández, Gregorio Fernández y Antonio Ferrer Montiel, del Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de Elche (IDiBE), promovieron la creación de AntalGenics en el Parque Científico de la UMH. Hoy, con motivo del quinto aniversario de la empresa, revisan su trayectoria y nos dan su visión del futuro para AntalGenics.

El equipo de AntalGenics en 2015. De izquierda a derecha: Tania Trujillo, Antonio Ferrer Montiel, Isabel Devesa, Gregorio Fernández, Asia Fernández y Cristina Menchón.

¿Cuál fue la motivación para montar AntalGenics?

Para Asia Fernández (AF), AntalGenics representa una forma directa de transferir la investigación básica a la sociedad. Como investigadores, intentan conocer los mecanismos moleculares involucrados en ciertas patologías y en lugar de dejar que este conocimiento permanezca simplemente en nuevas publicaciones científicas, con AntalGenics, se pretende ir más allá y que este conocimiento pueda ser útil para la sociedad .

En el mismo sentido, Gregorio Fernández (GF) cree que la generación de conocimiento en ciencias básicas no puede permanecer en las bibliotecas, sino que se debe dar un paso adelante para ponerlo al servicio de la sociedad. Por ello, la creación de la compañía combinó la experiencia de muchos años de investigación con el deseo de dar otro paso para valorar los descubrimientos derivados del trabajo diario.

Finalmente, para Antonio Ferrer Montiel (AFM), la constitución de AntalGenics ayuda a transferir el conocimiento generado en los últimos 10 años en el campo de la neurobiología sensorial cutánea y sus patologías, en productos útiles para las personas que los padecen, así como en el desarrollo de ingredientes neurocosméticos para el cuidado de la piel con tendencia atópica.

¿Fue AntalGenics tu primera experiencia empresarial?

AF: En mi caso, es la primera experiencia que participa directamente. Anteriormente ya había colaborado con otras compañías que surgieron del instituto, pero fue una colaboración oportuna. Con AntalGenics, hay una mayor participación de mi parte en todos los aspectos de la empresa.

GF Aunque en el instituto de investigación se había creado una spin-off de base biotecnológica, personalmente no había estado involucrado tan de cerca como en el caso de AntalGenics. Es cierto que había colaborado estrechamente con otras empresas, pero sin participación. Sin embargo, esta experiencia facilitó y alentó la posibilidad de iniciar el emprendimiento, ya que pude verificar que mis conocimientos y mi experiencia previa en biología computacional pudieran aplicarse con éxito.

AFM: No, para mí fue el segundo después de DiverDrugs, que ayudé a crear en 1999 y se vendió en 2012 a la multinacional Lubrizol.

¿Qué innovación trae AntalGenics?

AF: La innovación proporcionada por AntalGenics se basa en el amplio conocimiento que tienen los miembros que lo forman sobre el sistema sensorial, las dianas farmacológicos que lo componen y su experiencia en la búsqueda de moduladores de estas dianas. AntalGenics trae nuevas moléculas activas con una potente y sólida base científica a que aumenten sus posibilidades de éxito y eficiencia.

GF: AntalGenics combina la experiencia en neurobiología sensorial y la búsqueda de nuevas moléculas activas a través de técnicas experimentales y computacionales de alto rendimiento. Con una base científica sólida, se aborda la selección de nuevas dianas terapéuticos y el descubrimiento de nuevos compuestos moduladores de dichas dianas, con el objetivo de mejorar los síntomas de algunas patologías y alteraciones del sistema nervioso periférico.

AFM: Fundamentalmente, utiliza como diana terapéutica la inflamación neurogénica dérmica, es decir, la contribución del sistema neurosensorial periférico (dérmico) a los procesos inflamatorios cutáneos. Hasta ahora, la atención se había centrado en el sistema inmune, obviando la participación central del sistema nervioso cutáneo.

¿Cómo ves a AntalGenics en los próximos cinco años?

AF: Mi visión de AntalGenics en los próximos 5 años es la consolidación, creo que podremos generar los ingresos necesarios con la venta de los ingredientes neurocosméticos que están en el mercado, para continuar con otros proyectos, también enfocados en la línea de neurobiología sensorial, que dan solución a síntomas o patologías para las cuales aún no existen tratamientos adecuados.

GF: Los productos que AntalGenics tiene en el mercado permitirán a la empresa consolidarse y especializarse en el desarrollo de neuroproductos que sirvan para resolver otros problemas demandados por la sociedad.

AFM: Como empresa especializada en el desarrollo de neuroactivos cutáneos, considerando sus dos vertientes: el desarrollo de neuroterapéuticos tópicos para el tratamiento de dermopatologías y el desarrollo de neurocosméticos para el cuidado de la piel sensible.

El equipo de AntalGenics a lo largo de estos 5 años. De izquierda a derecha: Verónica Rivero, María José López, Mónica García, Tania Trujillo, Ana Sempere, Philipp Tsolakis, Laura Butrón, Cristina Palacios, Jorge de Andrés, Gema Soriano, Isabel Devesa y Lucia Gregorio.

25 de febrero de 2020

Hoy, AntalGenics es una realidad empresarial con un novedoso ingrediente neurocosmético para pieles sensibles en el mercado y que brinda servicios de investigación personalizados a tercero. Además de continuar centrándose en la innovación con el desarrollo de nuevas moléculas para aplicaciones farmacéuticas y cosmecéuticas.