Image by Mediamodifier from Pixabay

Hablar de nuevas tecnologías en 2020 suena un poco retro, pero es el término más adecuado para englobar las herramientas que se encuentran en el mercado y que se van renovando. Como comentamos en el post sobre las novedades en innovación cosmética para este año, la industria cosmética se reinventa cada día y está muy atenta a aplicar las últimas novedades al campo del cuidado personal.

Gracias a esta apuesta por la tecnología y la innovación, la industria cosmética ha sabido adaptarse en un tiempo récord a las nuevas restricciones y patrones de comportamiento debidos a la pandemia del covid-19. A continuación hemos recopilado las últimas novedades tecnológicas aplicadas a la industria cosmética:

Inteligencia artificial para evitar probarse los cosméticos

Sephora ha sido una de las primeras compañías en disponer de espejos de realidad aumentada en sus tiendas. Con estos espejos, los clientes puedan probarse productos de maquillaje, sin necesidad de tocarlos. Lo que supone un ahorro en material de muestrario y una mayor higiene en las tiendas, incrementando así el nivel de confianza del consumidor (1).

Otras compañías como Amorepacific han instalado en sus tiendas de Seúl, una serie de espejos de realidad aumentada que analizan el tipo de piel del consumidor. Tras analizar la fotografía, el dispositivo recomienda productos de la marca en función del tipo y textura de la piel, además de mostrar un resultado predictivo tras el uso de esos productos (2).

Para ayudarnos a elegir el tipo de corte de pelo o tinte, Coty ha diseñado un espejo de realidad aumentada instalado en los salones de peluquería, que permite ver el resultado antes de ponerse en las manos del estilista (3).

Image by Ray Marsh from Pixabay

Aplicaciones móviles

Las aplicaciones móviles no son ninguna novedad en sí, pero sí lo son las aplicaciones cosméticas para comprobar el efecto de ciertos productos en tu piel.

Lancôme ha lanzado una aplicación para probar virtualmente sus productos de maquillaje, esta app está integrada a su web, lo que facilita el proceso de compra y permite al usuario probar el resultado del producto mediante realidad aumentada (4).

Por otro lado, el laboratorio de innovación de L’Oréal ha desarrollado la aplicación Skin Genius, que escanea el rostro de la persona para analizar su tono de piel y crear un perfil personalizado que le informa sobre el tipo de piel, sus necesidades y, por supuesto, recomendar productos de su marca (5).

Image by silviarita from Pixabay

Gadgets

Hasta ahora hemos visto cómo la industria cosmética ha adaptado la tecnología existente a las necesidades de sus consumidores. Un paso más allá encontramos los gadgets que están diseñados específicamente para su función cosmética.

Neutrogena ha innovado en el autodiagnóstico de piel mediante el smartphone, para ello ha diseñado un gadget que se adhiere al iPhone, sí sólo funciona con iPhone. El dispositivo Neutrogena Skin360 escanea poros, líneas de expresión y mide la humedad de la piel para, posteriormente, aconsejar sus productos más adecuados al tipo de piel (6).

Por otro lado, con el auge de la cosmética personalizada se están lanzando al mercado distintos gadgets para crear fórmulas cosméticas a medida. Estos dispositivos utilizan ingredientes específicos a modo de cápsulas de café, como Emulation de Basf y B2B Cosmetics o Perso de L’Oréal. De modo que el consumidor puede mezclar los ingredientes a su gusto o según las necesidades de su piel (7).

Otro tipo de gadget con amplio mercado en la cosmética son los aparatos de limpieza facial. Por un lado están los aparatos como Clenosan Beauty Tech que utiliza la rotación de sus cabezales intercambiables para limpiar, exfoliar, suavizar y activar la circulación sanguínea de la piel. Otro gadget de limpieza es Luna de Foreo, este dispositivo electrónico de utiliza filamentos de silicona y 8000 pulsaciones para eliminar suciedad, grasa y células muertas de la piel en 30 segundos, lo que reduce las rutinas de limpieza diarias.

Por último, SpectraLite FaceWare Pro se encuentra entre las innovaciones más atrevidas en el campo de los gadgets cosméticos. Esta mascara de Dr. Dennis Gross presenta 100 luces LED rojas que estimulan la producción de colágeno y 62 luces LED azules que reducen la cantidad de Propionibacterium acnes, la bacteria causante del acné a las 10 semanas de uso (8).

SpectraLite FaceWare Pro

E-commerce

Por otro lado, cabe mencionar el comercio online que, si bien no es una nueva tecnología ni una novedad, va a sufrir cambios significativos en los próximos años.

Estos cambios se relacionan con los hábitos de consumo adquiridos durante el confinamiento. Los consumidores que se vieron forzados a comprar online por primera vez, han descubierto un nuevo canal para adquirir productos y la industria cosmética quiere estar presente en esos canales.

Esto llevará a que grandes plataformas de e-commerce como Amazon, Cdiscount, Zalando o ASOS incluyan un departamento de cosmética en sus páginas webs, lo que permitirá que tanto grandes marcas cosméticas como marcas low-cost vendan sus productos directamente en este tipo de plataformas (9).

Image by athree23 from Pixabay

El desafío de la protección de datos

Tal y como sucede con toda aplicación móvil o asistente tecnológico, el equilibrio entre otorgar un buen servicio y proteger los datos de usuarios es un arduo trabajo.

Los datos recogidos por las aplicaciones y gadgets de personalización cosmética, no solo recaban información personal sino también física como de estado de la piel, tratamientos y demás.

Por lo que el consumidor debe informarse sobre qué datos recabarán y qué uso se les va a proporcionar.

AntalGenics_logo_7