Image by Suzanna Zhang from Pixabay

Los ingredientes cosméticos son compuestos de diferente naturaleza, que ejercen su función mejorando la calidad y aspecto de la piel. Sin embargo, el origen de estos ingredientes suele estar acompañado de una serie de falsos mitos sobre su seguridad y eficacia que vamos a intentar explicar:

1. Un ingrediente natural no siempre es ecológico

Cuando hablamos de ingredientes naturales, la primera imagen suele ser la de un producto de base vegetal, orgánico e incluso, de comercio justo. Esto se debe a que el uso del término natural, tiene un impacto en la experiencia sensorial del producto [1]. No en vano, los consumidores que eligen productos naturales, consideran que estos son más sanos y una opción moral [2].

Pero, ¿Qué hay de cierto en esto?

Por definición, un producto natural es de origen vegetal, animal o mineral. Sin embargo, no todos los ingredientes naturales son ecológicos, puesto que para conseguir la certificación ecológica, el vegetal del que se extrae el ingrediente debe de haber sido cultivado mediante técnicas de agricultura ecológica.

Asimismo, los productos etiquetados como ecológicos deben seguir una serie de premisas, siendo las principales que:

  • El producto debe contener al menos un 95% de vegetales de origen ecológico.
  • Un 20% de los ingredientes del producto deben ser de origen ecológico, exceptuando el agua y los minerales. Como el agua es uno de los componentes principales de los productos cosméticos, la proporción de ingredientes de origen ecológico respecto del total se diluye [3].

Así pues, la cosmética natural es aquella compuesta por, al menos, un 90% de ingredientes de origen natural. Mientras que el 10% restante lo componen el agua, conservantes y otras sustancias químicas necesarias para la formulación [4].

Image by Sasin Tipchai from Pixabay

2. Los compuestos naturales también son sustancias químicas

Los ingredientes naturales suelen componerse de diferentes compuestos. De hecho, el reglamento europeo de Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de sustancias y mezclas químicas (REACH) define los ingredientes naturales como UVCB (Unknown or Variable Composition, Complex reaction products or Biological Materials).

Los ingredientes naturales son preparaciones complejas formadas por múltiples componentes de diversas clases químicas. Esto supone que por un lado existe la posibilidad de interacción entre las diferentes sustancias y por otro, en el etiquetado no siempre se indican todos los ingredientes, lo que podría no poner de relieve que alguno de ellos sea potencialmente peligroso [5].

Según una publicación del departamento de dermatología de la Universidad de Ferrara (Italia), el 91% de los productos naturales contienen fragancias, generalmente en forma de aceites esenciales y extractos vegetales, que se etiquetan por separado y no se reconocen como fragancias [6]. En el mismo sentido, en una revisión sobre los efectos de los cosméticos en la dermatitis por contacto, se concluyó que las fragancias son la causa más común de alergia a los cosméticos, seguidas de los conservantes y tintes para el cabello [7]. Es decir, que las fragancias son los ingredientes cuyo uso prolongado en ciertos tipos de pieles, puede producir una reacción adversa de la piel más comúnmente que otros ingredientes cosméticos.

De hecho, comparando las sustancias utilizadas en productos de cosmética natural, con los datos que las autoridades regulatorias tienen de sus ingredientes, se ha concluido que la legislación europea sobre químicos presenta importantes carencias respecto de las sustancias naturales [5]. Por lo que es necesario la actualización de las bases de dados de las autoridades regulatorias para que los nuevos compuestos presenten toda las garantías de seguridad que se requieren para un uso cosmético seguro

3. La eficacia de los ingredientes cosméticos está regulada

Todo ingrediente activo debe demostrar su eficacia tanto in vitro como en voluntarios para ser comercializado. Los ingredientes sintéticos presentan la ventaja de que su composición y concentración serán más homogéneas en los distintos lotes de fabricación, respecto de los extractos vegetales. Estos últimos pueden tener una titulación distinta en función de la época de cosecha, tipo de extracción y procedencia de la planta.

Es por esto que resulta indispensable que la eficacia de todo ingrediente (natural o sintético) se base en los resultados de los ensayos realizados y no solo en la bibliografía respecto a dicho compuesto o planta.

Pero, ¿son más eficaces los ingredientes sintéticos o los naturales?

La eficacia de cada ingrediente depende de su composición. La eficacia de los ingredientes naturales depende de la concentración y la biodisponibilidad de sus principios activos [8]. Las pruebas de eficacia que presenta el laboratorio muestran la eficacia real de cada ingrediente activo por separado, una vez ese ingrediente se incluye en una formulación de producto cosmético, se realizan estudios de eficacia de dichos ingredientes en formulación. Garantizando así la eficacia de cada producto.

Image by LEANDRO AGUILAR from Pixabay

4. Ingredientes biotecnológicos también pueden ser ecológicos

Los ingredientes biotecnológicos son aquellos en los que, usando métodos de biotecnología tales como la fermentación o cultivos celulares, se obtienen ingredientes a partir de microorganismos, enzimas o células madre vegetales. Estos ingredientes son, por ejemplo, factores de crecimiento de células epidérmicas o el ácido hialurónico que se produce por fermentación bacteriana [9].

Los ingredientes biotecnológicos también pueden ser certificados como ingredientes ecológicos, siempre que provengan de un proceso de fermentación que cumpla la normativa europea (CE) nº 834/2007 referente a agricultura ecológica. Además, enzimas o bacterias pueden usarse como ingrediente directamente en la formulación de un cosmético, siempre y cuando no procedan de organismos modificados genéticamente [10].

5. Los ingredientes sintéticos y su falsa fama de inseguridad

Los ingredientes sintéticos son los compuestos más vendidos en el mercado cosmético. Especialmente los péptidos con actividades en la reducción de arrugas y el aumento de elasticidad de la piel. Sin embargo, actualmente los consumidores prefieren ingredientes naturales, que  perciben como más suave, más seguro y más saludable que los productos con sustancias químicas de largos y complejos nombres [11].

Pero, ¿son más seguros los ingredientes naturales?

Los ingredientes naturales no son inocuos e incluso alguno de ellos puede resultar tóxico. Es por esto que en el anexo II del reglamento europeo sobre productos cosméticos, se han listado 1392 sustancias de origen natural cuyo uso puede resultar tóxico, y por tanto prohíbe su uso [12]. Del mismo modo, organismos independientes como el CIR (Cosmetic Ingredient Review) revisan continuamente la seguridad de nuevos ingredientes cosméticos independientemente de su origen.

Como hemos visto en el punto 2, los cosméticos naturales son compuestos químicos de origen vegetal, animal o mineral, por lo que, como toda sustancia nueva, debe presentar una serie de estudios de toxicidad y seguridad que permitan su uso, tal y como se hace para otros tipos de ingredientes.

Image by Marina Pershina from Pixabay

6. Los ingredientes cosméticos son seguros

Para la aprobación del uso de un ingrediente cosmético, hay que registrar una serie de características de toda sustancia con finalidad cosmética. Estas características, según las notas de orientación para la prueba de ingredientes cosméticos para su evaluación de seguridad del comité científico de productos cosméticos y no alimentarios, son [13]:

  • Definir la naturaleza química del ingrediente y su fórmula estructural. Así como su nombre INCI, número de registro CAS.
  • Si se trata de un extracto natural, hay que especificar el componente principal y otros componentes con sus funciones específicas. También se debe especificar el nombre del organismo del que se extrae el ingrediente, la parte de la planta (en caso de ser un extracto vegetal), las condiciones de cultivo y el tipo de extracción.
  • Aplicar una consideración especial caso por caso para aquellos extractos naturales que contengan sustancias conocidas por tener potencial tóxico.
  • Definir el grado de pureza de los ingredientes y sus propiedades físico-químicas.

Además, todo ingrediente cosmético debe presentar los resultados de los estudios de seguridad y toxicidad, tanto in vitro como en voluntarios humanos. La lista de estudios de seguridad a realizar puede consultarse en las notas del comité científico [13].

Para finalizar, es importante remarcar que todo ingrediente, independientemente de si su origen es natural, biotecnológico o sintético, debe cumplir una serie de requisitos de eficacia y seguridad para llegar al mercado. Además, al formularse estos ingredientes en cremas, lociones o cualquier producto cosmético, éste tiene que realizar, a su vez, sus propios ensayos de eficacia y seguridad.

Con todo ello se garantiza la eficacia y seguridad de los productos cosméticos que llegan al consumidor.

Referencias

  1. Apaolaza V., Hartmann P., López C., Barrutia J.M., Echebarria C. Natural ingredients claim’s halo effect on hedonic sensory experiences of perfumes. Food Qual. Pref. 2014;36:81–86.
  2. Rozin P, Spranca M, Krieger Z, Neuhaus R, Surillo D, Swerdlin A, Wood K. Preference for natural: instrumental and ideational/moral motivations, and the contrast between foods and medicines. 2004 Oct; 43(2):147-54.
  3. https://www.ecocert.com/es/detaile-de-certification/cosmeticos-ecologicos-o-naturales-cosmos-
  4. https://www.organicbeauty.cl/article/cosmetica-natural-y-cosmetica-ecologica-por-que-son-mejores
  5. Klaschka, Ursula. “Natural personal care products-analysis of ingredient lists and legal situation.” Environmental sciences Europe 28,1 (2016): 8.
  6. Lauriola M, M, Corazza M: The Wild Market of Natural Cosmetics of Obscure Safety. Dermatology 2019;235:527-528.
  7. González-Muñoz P, Conde-Salazar L, Vañó-Galván S. Allergic contact dermatitis caused by cosmetic products. Actas Dermosifiliogr. 2014;105(9):822-832.
  8. Alcalde MT. Cosmética natural y ecológica. Regulación y clasificación. Offarm. 2008. 27 (9): 96-104.
  9. https://www.cosmeticlatam.com/index.php/2020/05/13/ingredientes-activos-obtenidos-por-biotecnologia/
  10. https://www.farmacia.bio/entidades/ecocert/
  11. Reisch, M. S. (2001). Pure and sweet. Chemical & Engineering News 79 (16), 23.
  12. https://www.boe.es/doue/2009/342/L00059-00209.pdf
  13. https://ec.europa.eu/health/archive/ph_risk/committees/sccp/documents/out130_en.pdf